Oriana Brando

En el año 2009 comencé a cursar estudios de psicología, mientras paralelamente era estudiante en la Escuela de Arte Dramático del estado Aragua. Al acercarme al final de mi carrera universitaria empecé a interesarme por el psicoanálisis, asistiendo a talleres y conversatorios de orientación psicoanalítica.

Inicié mi práctica clínica en el Hospital Militar de Maracay, atendiendo a personas referidas por la institución, quienes generalmente sufrían enfermedades crónicas que comenzaban a alterar el curso normal de su vida.

Posteriormente, fui voluntaria en el Centro de Salud Mental de la Universidad de Carabobo, donde la atención estaba dirigida a niños, niñas, adolescentes y familias de la comunidad. Este espacio fue muy enriquecedor, pues me permitió ejercer la clínica desde el psicoanálisis, bajo supervisión constante y formación activa, forjando las bases para el inicio de mi práctica clínica independiente.

En esa época, continuaba vinculada al área artística, desempeñándome como docente en la Escuela de Arte Dramático de Aragua y en otros programas de formación teatral. Durante esa experiencia tuve la posibilidad de desarrollar talleres de psicología aplicada al teatro, actuación y técnica literaria del drama.

Digamos que mi interés siempre ha estado centrado en el enigma del “ser humano”, buscando la respuesta a mi interrogante mediante el estudio de las expresiones artísticas y el psicoanálisis. A través del teatro, he podido encontrarme de frente con las contradicciones de lo propiamente humano, su confrontación con lo social, lo que implica la subjetividad y cómo es posible manifestar a través del cuerpo los conflictos psíquicos. Tanto en el teatro, como en el psicoanálisis, siempre se trata del caso por caso, por tanto, ambos requieren de constante invención, lo cual me resulta fascinante.

Viví por un tiempo en Quito, Ecuador, en ese país me fue posible ejercer la clínica con niños, adolescentes y adultos en un centro terapéutico, fue una época de mucho aprendizaje, profundización y reconstrucción tanto de mi práctica como de mi propio accionar como sujeto.

Actualmente resido en Santiago de Chile, este tiempo en una nueva ciudad me ha resultado valioso para conectarme con mis verdaderos intereses, enfocándome en la práctica clínica particular con adultos, la permanente formación y en la creación de este nuevo proyecto: “Café subjetivo” el cual requiere de estudio, compromiso y mucha entrega.

Redes sociales del autor

Solicitar una cita con

¡Gracias por contactarnos!

Gracias

se pondrá en contacto contigo en cuanto reciba este mensaje.