Sobre la suspensión de las redes sociales de Trump

Tras disturbios en Washington, fueron bloqueadas las cuentas del presidente saliente de EE.UU., Donald Trump de varias redes sociales. ¿Es esto un golpe a la libertad de expresión? ¿Demuestra eso que algunas empresas de tecnología son más poderosas que cualquier gobierno? Considero que son algunas preguntas centrales que dejaré abiertas a la reflexión.

Lo que si quisiera decir es que hay un rasgo que me alarma de este personaje y de cualquiera que lo tenga. Me refiero a la certeza.

Saber algo con absoluta seguridad es propio de personas con quienes es complicado conversar, se les dificulta pasar por la palabra ciertas diferencias. Cuando un sujeto es tomado por el delirio no es capaz de dialectizar lo que le ocurre. No solo es víctima de sus propios argumentos sino que en consulta casi siempre es un signo de alarma.

Decir certeza y relacionarlo con un delirio se me hace inmediato porque la primera es lo que hace a la segunda. Cuando eso sucede y constituye un peligro, algo debe ocurrir que haga de límite, que detenga al sujeto y, si es posible, traerlo de vuelta al campo de la palabra. Es necesario un tratamiento. 

La Declaración Universal de los Derechos Humanos reza que todo individuo tiene derecho a la libertad de palabra y de expresión.  Al respecto, Guy Briole comenta que:    

“La libertad de expresión no es solamente un derecho para uno mismo; incluye, y es lo fundamental, el deber de respetar la de los demás. Es más del orden de vivir juntos y, en este sentido, comporta una serie de restricciones, de límites como: la discriminación, la difamación, guía del crímen, el insulto, la vulneración de la vida privada, etc.” * 

Creo que la suspensión de las redes sociales de Trump, en medio de lo que ha sido una complicada sucesión de poder, intentó hacer esta función de límite. Además, se ha marcado un precedente respecto al lugar que ocupan los presidentes en la sociedad norteamericana.

Ya veremos si en los sucesivos días, más allá de esta acción, se pone en marcha el discurso necesario para apaciguar las pasiones humanas.

*Briole, Guy (2017) La palabra embargada. Bitácora Lacaniana. N° extraordinario: El psicoanálisis y la libertad de palabras. Grama Ediciones

¡Esta publicación ya ha sido leída 134 veces!

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitar una cita con

¡Gracias por contactarnos!

Gracias

se pondrá en contacto contigo en cuanto reciba este mensaje.